lunes, 22 de octubre de 2007

Morir de color

Oda al eufemismo del color. El de los translúcidos, del rojo pasión o el rosa pastel pasando por el marrón tierra. A Napoleón lo mató el verde arsénico que inundaba todas sus paredes y se podia transpirar gracias al papel pintado de todas sus habitaciones. Moliérè murió vestido de amarillo en un escenario, representando el enfermo imaginario.


No hay comentarios: