miércoles, 26 de diciembre de 2007

Lejos de ella

Sarah Polley es una encantadora chica rubita, paliducha y con cara de no haber roto un plato en toda su vida. Una canadiense que a parte de ser la actriz fetiche de Isabel Coixet (recordamos Mi vida sin mi, o la más reciente La vida secreta de las palabras), también sabe cantar y ahora estrena su debut detrás de las cámaras.


Lejos de ella (Away from her) se basa en el relato corto The Bear Came Over the Mountain de Alice Munro, y relata la historia de amor sobre un matrimonio que llevan 50 años casados. La calma de un sólido matrimonio se ve quebrada cuando Fiona (una Julie Christie realmente conmovedora) muestra síntomas de padecer la enfermedad de Alzheimer. Con este punto de partida se desarrolla una película de triángulos amorosos llevados con discreción y serenidad.
Una película de la que se desprende que existe un amor, en minúsculas pero no menos importante, que puede sobrevivir a la distancia y al tiempo. No estamos hablando del típico film de amor en la tercera edad donde todo es un camino de rosas y blabla. No. Se trata una película bonita, si, pero con momentos secos, lentos, nevados y asépticos que nos intentan posicionar desde la vertiente más objetiva posible (si exsite tal adjetivo, claro).

La película fue estrenada en el festival internacionl de Toronto en setiembre del 2006 y gustó mucho a la prensa especializada que destacó la dirección de la menuda Polley, así como las actuaciones de Christie y de Gordon Pinsent, el marido de esta en el film. De hecho Julie Christie consiguió una nominación a los Globos de Oro por su actuación. Un tema para reflexionar es la lentitud de distribución, más de un año en traernos este film hasta la tercermundista España (alguien dijo una vez que África empezaba en los Pirineos, y a veces estoy bastante de acuerdo) y eso que ha causado gran impacto en los diversos festivales donde ha sido proyectada: Toronto, como ya hemos dicho, pero también Sundance y Valladolid...

En fin, que lo bueno se hace esperar, y que con este film la carrera de Sarah Polley se acrecienta aun más, proyectándola como una prometedora directora, esperemos que este film no sea solo una muestra y podamos ver más de lo que la pequeña Polley es capaz de hacer.

No hay comentarios: