lunes, 7 de enero de 2008

#71

Cuando te conoces una ciudad te puedes permitir el lujo de caminar por el asfalto sabiendo en que instante los semáforos cambiaran de color.



No hay comentarios: