martes, 25 de marzo de 2008

Aliens in America

Leo en algún dominical que la comedia está en declive dentro de la parrilla televisiva, que lo que se estila ahora es el drama, tanto en sus versiones satíricas-críticas como sociales-reivindicativas. Y con esta idea en la cabeza y como quién no quiere la cosa, un día, después de una de estas comidas familiares interminables, mi prima nos enchufa el piloto de Aliens in America, y las carcajadas de toda la familia retumban por el comedor.


El planteamiento de Aliens in America surje de la idea de colocar un paquistaní culto en medio de un instituto de Winsconsi. Justin Tolchuk es uno de estos Losers entrañables que intenta sobrevivir a lo que son los años más duros de su vida: el trámite del instituto. Su madre, para ayudarle en el amargo trago lo apunta a un plan de intercambio. Y si algo sabemos por adelantado es que mezclar las madres con los asuntos de popularidad no cuajan demasiado bien. Efectivamente y a primer vistazo, Raja Musharaff no es exactamente lo que ellos esperaban: un joven pakistaní musulmán. Sin importar las diferencias culturales, Justin y Raja se convierten rápidamente en amigos, e irá ganándose al resto de los componentes familiares.

Los gags y situaciones inverosímiles que consiguen forzar a través de los estereotipos americanos son de lo mejor que he visto últimamente en la caja tonta. Se agradece la autocrítica. Así como los diálogos y tramas sobre familias americanas que, puestos a recordar, pueden recordar al Malcom de los mejores tiempos. Porque en Aliens in America, la familia es un punto a tener en cuenta: madre neurótica, padre desastre y hermana top of the tops, en este contexto que tu mejor amigo sea paquistaní igual no ayuda a tu integración en la comunidad.

La CW con esta propuesta redondea una temporada bastante suculenta: Gossip Girl, Friday Night Lights y Reaper. Gracias a la vaga de guionistas hemos podido apreciarlas cada una de ellas con el tiempo que se merecían.

No hay comentarios: