domingo, 20 de abril de 2008

#113

Cada relato era diferente, pero en el fondo todos era iguales. Las adversidades de la suerte, los errores de cálculo, el peso creciente de las circunstancias. Nuestras vidas no son otra cosa que la suma de múltiples contingéncias, y no importa cuán distintas sean en sus detalles, todas comparte una esencia fortuita: esto luego aquello, y a causa de aquello, esto otro.


Paul Auster en El país de las últimas cosas


No hay comentarios: