martes, 29 de abril de 2008

# 116

El hombre atraviesa el presente con los ojos vendados. Sólo puede intuir y adivinar lo que de verdad está viviendo. Y después, cuando le quitan la venda de los ojos, puede mirar al pasado y comprobar qué es lo que ha vivido y cuál era su sentido.

Milan Kundera en El libro de los amores ridículos




3 comentarios:

OvV dijo...

que gran milan kundera...has llegit 'la insoportable levedad del ser'? té paràgrafs que et posen la pell de punta...

petons...

Andreä dijo...

yes! gallina de piel

:)

mirtres dijo...

sólo después?
no sé, eh?
si que sabem pq fem les coses, no sempre ho tenim super clar...però si sabem la imtenció o veiem q hi ha alguna cosa q ens crida l'atenció!

aish... que complicat tot plegat!