miércoles, 16 de abril de 2008

¿Quién es Sophie Calle?



Aproximación al arte de Sophie Calle: fotografiando historias


No creo que nadie, ni siquiera la propia Sophie Calle sepa en realidad quien es Sophie Calle. Pero intentar conocer su obra ha sido uno de estos pequeños placeres que a veces consiguen revolverlo todo por dentro. Y lo mejor es que no me siento única, ya que, antes de mi, cientos y miles de personas ya se rindieron a sus propuestas. Entre ellos Paul Auster, uno de los más grandes de la literatura de nuestros tiempos. Porque Maria Turner no podía existir sin Sophie Calle y Leviatán no sería nada sin esta artista francesa.

Sophie Calle nace en el 1953 en el seno de una familia judía que a los pocos años de convivencia se separa. El padre de Sophie era un coleccionista de arte, de esos que siempre esta esperando que alguien le sorprenda. Sophie sospecha que se volvió artista para seducirlo. La inseguridad que le provoca la separación de sus padres la llevará a buscar quién es ella en realidad, buscar a su vez, otras ficciones donde no los hay: llegó a la conclusión a través de pistas falsas, que su padre no era su padre biológico, más tarde descubrió que si lo era.

Después de sus estudios en el Instituto Lavoisier decidió visitar todos los museos de Paris y sobrevivir 7 años, de ciudad en ciudad, de trabajo en trabajo, por todo el mundo. En 1979 cuando vuelve a París se dedica a reconocer su ciudad y a seguir a la gente por todas partes, buscando/inventando sus vidas e historias. Es a principios de Abril de ese año cuando inicia uno de sus trabajos más recordados Les Dormeurs (los durmientes) "Pedí a algunas personas que me proporcionaran algunas horas de sueño. Venir a dormir a mi lecho. Dejarse fotografiar. Responder a algunas preguntas". Salvo una niñera paranoica que no logra dormir porque siente que la artista va a degollarla, todo sale sin mayores problemas: 28 durmientes se suceden desde el 1 de Abril a las 17 horas hasta el 9 de Abril a las 10 horas.

En 1980 otra de sus obras, Ideas en el aire, es solicitada para la Bienal de Jóvenes del Museo de Arte Moderno de París. Esta exhibición le abre las puertas al reconocimiento y la lleva a exponer en las más importantes galerías de su ciudad, y en un par de años, a las de los Estados Unidos. La repercusión de su obra es notable y entro diferentes proyectos que la sigue, se encuentra la invitación de la artista a un espacio de arte, Fashion Moda, para que exponga Les Dormeurs. Cuando acude allí entiende que hubiera parecida frívola en ese contexto, así que piensa en abordar una obra con la intención de que sea una obra de arte, en todo su sentido. Se desplaza hasta el Bronx y pregunta a los vecinos cuál es el lugar que nunca olvidarían si algún día pudieran dejar el Bronx. Le resulta interesante jugar con la idea de gente que vive en un sitio del que la mayoría sabe que nunca saldrá. Tal vez el plantemamiento es algo macabro pero sincero al fin y al cabo.

De este mismo año 1980 también se data Suite Vénitienne. “Un día seguí a un hombre y pocos minutos después lo perdí de vista. Aquella misma noche, por pura casualidad, me lo presentaron en una inauguración. Supe que tenía planeado irse de viaje a Venecia. Decidí seguirle la pista”. De este trabajo de persecución nace Suite Vénitienne. Más tardes y después de esta experiencia, decidé buscar empleo como mucama del Hotel C: de cada cuarto había tomado “una fotografía de los objetos que encontré” y había hecho “una descripción, día por día, de lo que había ahí” y había escrito, con todo es material, un extraño libro. Uno que uno no sabe si mirar o no, pero que finalmente lo mira. Uno que inquieta, da escalofriós, fascina”. Lo que le importa a la artista no es el encuentro ni el resultado, sino la búsqueda constante, el viaje como proceso creativo y no el destino como final.

Después de esta aventura espiando a sus protagonistas, y a raíz de la invitación de el Centro Pompidou para que interviniera en una muestra colectiva llamada Autorretratos decide que ahora es el momento de invertir los papeles. “A petición mío, durante el mes de Abril de 1981, mi madre se acerca a la agencia Duluc.Detectives privados. Pide que me sigan y reclama una relación escrita de mi empleo del tiempo y una serie de pruebas fotográficas de mi existencia”. El proyecto de La Filature (la sombra) sería colgada, en unos años, en las principales galerías del mundo.

Los años que siguen se dedica a viajar por el mundo: México, el Bronx, Moscú, Japon, etc. A la vuelta de sus viajes y algo resentida después del últim amante de turno, apareció convertida en una professional del striptease. “Esta obra también tiene que ver con el juego de invertir los papeles. Aquí estoy representada como una exhibicionista, y la idea es la misma que en La Filature, ser mirada.”

Un día pasenado y en medio de la calle, al más puro estilo Amèlie, se encuentra una libreta de teléfonos. Se la devuelve a su dueño Pierre D, pero antes le saca una fotocopia a todo su contenido, fue a todas las direcciones y llamó a todos los teléfonos. Con todas las versiones sobre la personalidad del susodicho, se inventó su retrato y publicó en La Liberaciónparte de su perfil. Entrevistas y fotografías de los objetos favoritos de Pierre D, cada día por entregas. Tres semanas después y en el mismo formato Pierre D se defendió y exigió publicar una foto de Sophie Calle sin ropa. L’Homme au carnet todavía da quebraderos de cabeza al ya no anónimo Pierre Baudry.

Les Aveugles (los ciegos), fue una propuestas que tardó algunos años en pulir, ya que preguntar a un ciego cuál es su idea de belleza podía conllevar una crueldad implícita de la que la artista quería reuir.

A partir del 1988 aproximadamente se centra en historias/ objetivos autobiográficos. Fotografió los límites que los judíos se inventan en Jerusalén para salir a la calle el día del Sabbat. Inventó en 1990, Las Tumbas, una exposición que es, en realiad, un cementerio de fotografías de lápidas en las que sólo aparecen palabras, conceptos como “madre, “gemelos, etc. “Me gusta visitar los cementerios, me siento cómoda en ellos, paso mucho tiempo ahí. Las tumbas son una de mis obesiones personales”.

No sex last night es el falso documental grabado con su pareja de entonces Greg Shepard, un más o menos conocido retratista americano. “En la película que hicimos Grez y yo, está nuestra vida de un año antes, de una año después, de nuestro desastre (…) y al final nos quedamos con una hora y media. En este sentido es ficción, hemos creados dos personajes obsesionados y hemos dejado fuera muchas otras cosas”. Una nueva exposición, El marido, se convertirá en un diario de su matrimonio hecho aguas.

Ese mismo año, aparece Leviatán, la séptima novela de Paul Auster, en la que el autor se permite agradecer a Sophie Calle que le hubiera permitido “mezclar la realidad con la ficción” porque uno de sus personajes principales, María Turner, resulta tener mucho parecido con nuestra artista. Calle quiso darle la vuelta al juego y traer María Turner de la ficción a la realidad: “Paul Auster usa algunos episodios de mi vida para crear a un personaje que pronto me deja y vive su propia historia.” Double Game es la exposición que recrea la artista a partir de estas experiencias. Se divide en tres secciones: la vida de María y su influencia en la vida de Sophie, la vida de Sophie y su influencia en la vida de María y “una de muchas maneras de mezclar ficción con realidad o cómo intentar convertirse en un personaje ficticio”. “Le pedí a Paul Auster que durante un año me diera las órdenes que le da a uno de sus personajes. Él prefirió enviarle unas Instrucciones personales para Sophie Calle sobre cómo mejorar la vida en Nueva York.” Gotham Handbook (Manual de Nueva York) Es el inicio de este proyecto conjunto con la intención de mjorar la vida en Nueva York, un manual en el que Sophie anota sus reflexiones personales, regala panes y cigarillos, sonríe y entrega bonos para comer y decide que el lugar que mimará será una cabina Telef.nica, que acondicionará de la forma más acogedora posible.

En estos últimos años Sophie Calle no ha dejado de revolotear y presentarnos propuestas realmente conmovedoras.
Dolor exquisito son 92 fotografías sobre el horrible viaje que hizo entre 1984 y 1985 cuando su amante la dejó abandonada en Japón “ahora sólo es una historia, pero 15 años antes fue el momento más triste de mi vida”. Una habitación con vistas es la historia de la artista y su noche interminable en la Torre Eifel (estuvo toda la noche despierta dejando que la gente le contara historias). Por último Prenez soin de vous, o Cuídate en su versión española, es la crónica de una despedida, el llevar la ruptura sentimental al extremo y examinar con lupa para poder sacar, cada uno sus propias conclusiones.

Documentación
http://lapor-la-la.blogspot.com/2008/02/sophie-calle-fotografa-y-performance.html http://www.elpais.com/articulo/cataluna/largo/adios/Sophie/Calle/elpepuespcat/20071007elpcat_2/Tes http://www.librodenotas.com/almacen/Archivos/003320.html http://ciudadaparte.blogspot.com/2005/12/maria-turner-existe-y-se-l_113469740945707709.html http://www.clarin.com/diario/2005/07/07/conexiones/t-1009151.htm



3 comentarios:

oneofthem dijo...

Home, la seva vida està entre una Amèlie sense sucre i un personatge de Paul Auster...no m'estranya que s'insipirés en ella. És allò que de vegades la realitat supera a la ficció. Però no entenc pq li va posar Maria i no va mantenir Sophie, q és molt més bonic.

M'ha agradat especialment allò de "fer de NOva York una ciutat millor" :)

bon article, bon dia ändriu!

Esther* dijo...

Que bonito es introducirte en el mundo de una artista así y quedarte atrapada por la evolución de su obra, de sus pensamientos y de su sensibilidad ante lo que le rodea.

"Buscar quien es ella en realidad, buscar a su vez, otras ficciones donde no los hay". Esta frase es preciosa Andrea, me gusta mucho.

Además tiene cierto toque surrealista en el juego con el tema del sueño y la obra fotográfica: "Pedí a algunas personas que me proporcionaran algunas horas de sueño. Venir a dormir a mi lecho. Dejarse fotografiar. Responder a algunas preguntas". Igual me inspiras y un día lo uso para utopía surrealista!

Buen trabajo guapa! hasta mañana!
Muuuuak*

Tomás dijo...

http://www.librodenotas.com/almacen/Archivos/003320.html

Un saludo