jueves, 29 de mayo de 2008

# 126

No me pidas el teléfono que te lo doy.


En la ciudad de Cesc Gay