domingo, 13 de julio de 2008

# 142

Para entender ciertas cosas no hacen falta idiomas, ni experiencia, ni memoria. Basta con abrir las ventanas y escuchar el rugido de la bestia.

Enric González, Historias de Nueva York

Robado a Indrastale con alevosía y amor.

No hay comentarios: