domingo, 27 de julio de 2008

# 147

Tú no tienes la culpa de todo. Tampoco la tengo yo. Tampoco es culpa de la profecía, ni de la maldición. No es culpa del ADN, ni del absurdo. No es culpa del estructuralismo, ni de la tercera revolución industrial. Que nosotros vayamos decayendo y perdiéndonos se debe a que el mecanismo del mundo, en sí mismo se basa en la decadencia y en la pérdida. Y nuestra existencia no es más que la silueta de este principio. El viento sopla. Podrá ser un viento violento que asole los campos o una brisa agradable. Pero ambos irán perdiéndose, desapareciendo. El viento no tiene cuerpo. No es más que el termino genérico del desplazamiento del aire. Tú aguzarás el oído. Entenderás la metáfora.


Kafka en la orilla, Haruki Murakami.

1 comentario:

Dua dijo...

Boh, jo sóc una incondicional de l'Ungravity. A mi m'agrada Life On Cinemascope, pero a falta de pan...
Fa uns anyets tocaven Macba Girl amb la Desi, però ara ja no. A mi també m'agradava molt.