domingo, 14 de septiembre de 2008

Breve historia de amor y desamor por Mishima


(Este es un texto excusa mediocre para poner el tema de My Whole Life Crying)

La relación con Mishima ha sido algo tortuosa. Los empezé a conocer con el Trucar a casa blabla y la verdad es que no me dijeron mucho. Supongo que por aquella época lo que menos necesitaba era un disco triste y melancólico que cada dos canciones repitiera que ella se había ido con otro. No gracias. Pero como las cosas tienen tendencia a cambiar, el Set tota la vida ya en una primera escucha se dejó querer, haciendo que despuntaran algunas canciones. Recuerdo como no podia parar de escuchar el tema que da nombre al disco. Como en cada nueva escucha encontraba ese matiz que lo hacia más mio. Por esa época empezaron a presentar el disco en directo: la acutación en el Heliogabal, en el Fnac, en la Bikini...fueron buenos tiempos supongo. Ahora me cuesta mucho salir de un concierto con una sonrisa de oreja a oreja.
Creo que fue a mediados de febrero cuando nos enteramos que vendrían al Auditori, fua casi me da un síncope. Sentados, en un escenario ideal, Mishima podría elevear temas como si fueran himnos pop de toda una generación...pero el podría se quedó en el intento y para mi ese concierto fue una suma de oportunidades fallidas. Y sé que justo en ese momento empezó mi desamor. Me negué en rotundo a esuchar nada de ellos en una larga temporada. Hacer borrón y cuenta nueva y esperar el momento oportuno para volver a caer rendida. Y ese momento ocurrió hace solo unos meses cuando La tarda esclata se plantó en mi ipod y no había cojones de pasarla, y me decidí a volver a escuchar el Set tota la vida como por primera vez. Esa fue una buena reconciliación y ahora tengo bastantes ganas de volver a verlos en directo. Pues eso, que para el Bam teneís la oportunidad de verlos en directo oootra vez.

1 comentario:

Blanch dijo...

jeje! et dono tota la raó amb el concert de l'auditori! quina desil·lusió!

però per les festes de gràcia van tornar a estar increibles!

dissabte no fallarem a la Damm! :)