lunes, 19 de enero de 2009

# 184

Las intenciones, especialmente las buenas, sirven para poco.

Nada importa.

No hay comentarios: