sábado, 31 de enero de 2009

Corazón turbio

Su corazón no es rojo, sino azul de aguamarina. Y no se trata de que sea un príncipe de sangre real, ni mucho menos. De hecho, no son ni reales y por tanto su corazón tampoco. Algunas lo confuden con un fantasma, aunque su condición es de corazones turbios, de los que rozan la normalidad pero estan hechos de destellos y falsas ilusiones ópticas.
Así que sólo les queda disimular y engañarnos, perdón engañarse porque los primeros perjudicados son ellos mismos al no querer afrontar la evidencia total. Que no van a poder sentir, y que todo lo que te van a dar será siempre transparente, agua sucia, corazón turbio.

La variante del corazón turbio tiene su dualidad en forma de disparo fortuito.


No hay comentarios: