jueves, 12 de febrero de 2009

# 193

La verdad es que preferiría no tener razón, pero la tengo. Por una vez que no la quería, la tengo de forma incontrovertible y sin posibilidad de devolución. A veces tener razón es lo de menos. A veces, ganar en discusiones es lo último que queremos hacer.


Rompepistas, Kiko Amat.

No hay comentarios: