domingo, 23 de agosto de 2009

# 228

Me es difícil resistirme a estas muestras de buenos modales. Tengo la impresión de que estas personas tan bien educadas jamás podrían hacerle nada malo a nadie. Yendo un poco más lejos, parece que sepan discernir a quién sí pueden hacérselo.

Sueño profundo, Banana Yoshimoto.


2 comentarios:

Eme dijo...

Y es que es tan cierto...

Adoro a Banana. Su detallismo, su capacidad observadora, sus verdades sin rimbombancias.

Andreä dijo...

Sip, totalmente a favor de Banana Yoshimoto y de sus verdades como puños.
:)

Un säludo y gracias por pasarte por aquí!