domingo, 20 de diciembre de 2009

# 240

Entonces le dije: "Yo también..." Y cada vez que le decía algo ella me respondía: "Yo también...", y viceversa... Así que, al final, solamente por tener un experimento existencialista, le dije: "Me gustas mucho" y ella dijo: "¡Oh!"

La espuma de los días
, Boris Vian.

No hay comentarios: