jueves, 14 de enero de 2010

# 241

Si bastan dos mitades para hacer la unidad
somos tercios en la nieve buscando a un tullido más
para completar nuestra propia trinidad
para engañar a nuestro destino final.

Te ofrecí, Tulsa (Espera la Pálida, Subterfuge 2009)

No hay comentarios: