viernes, 8 de enero de 2010

Del calor


Estas fotografías me gustan, huelen a verano y a calor y no a este frío. Como la sinestesia, esa enfermedad que te hace ver colores cuando oyes música o saborear triángulos. Esta claro que queremos lo que no tenemos. En fin, espero que estas temperaturas no nos congelen el gusto ni el sentido, ni mucho menos el color, aunque sea de proceso cruzado.


No hay comentarios: