domingo, 11 de abril de 2010

En Barcelona aún hay gente como tú

¿Dónde estabas entonces cuando tanto te necesité?

En el metro de camino a la cita cinéfila de un domingo soleado me he acabado de leer el fanzine En Barcelona aún hay gente como tú que cogimos del BCNmp7 Visca Barcelona Pop!. Lo tengo ahora mismo al lado del portátil con algunas páginas marcadas, y no me extrañaría que aún tuviera un poco de la arenilla de esta mañana cuando hemos ido a la playa.
Cuando iba por la mitad de lectura se me han puesto los pelos de punta, que quien bien me conoce sabe que eso me pasa cuando empatizo con cosas que me emocionan. Y la verdad es que hacia tiempo que no me pasaba. Puede que sea una mezcla entre la Historia, en mayúscula, y eso de contar experiencias de adolescencia, del primer todo (Cuando es la última vez que hiciste algo por primera vez) que tanto me fascina.

En algún momento de la lectura hasta he pensado, qué cojones, yo también quiero decir lo que ha sido mi Barcelona Pop, pero después he reculado a medida que iba leyendo textos. Porque yo no he tenido ningún hermano mayor, y porque el hecho más cercano a esa época seria mi nacimiento. Esa es mi cruz, haber nacido tarde y llegar tarde a las cosas. Miqui Otero habla de la Nostalgia del Futuro o la Nostalgia Express, pero yo hablo de la Nostalgia de las cosas que no has vivido, de los recuerdos que ni siquiera han sido tuyos y que de tanto oírlos acaban formado parte de tu imaginario. Como esa vez con dos años que le cogí un pintalabios a mi abuela Carmen y le rayé toda la puerta. Lo he oído tantas veces que me lo imagino y ya no sé si realmente es un recuerdo mio o de mi padres, mis tíos y mi Avi. Algo parecido le pasa a Caye, el personaje de Candela Peña en Princesas.

Aún así y de alguna manera lo más cerca que he estado a esta sensación de "este es el momento", de juventud de instantánea fue la época de mis 17 a los 19 años. Cuando lo más normal que me llamaran por el barrio fuera Extraterrestre o Hermana del Buenafuente. Y ví la luz un día de septiembre en Bellvitge cuando un amigo me presentó Radio 3. Me recuerdo muy nena apuntando en una libreta todos los grupos que oía y que luego me intentaría descargar en el emule. Y maldiciendo la cutreweb que tenían entonces y pensando en las maravillas del Podcast que ahora son una realidad. Nosoträsh de la que tomé prestada la ä. Me acuerdo que Cristina me dejo su auricular y me dijo, La Habitación Roja te va a gustar. O Montse y su "tengo la nueva AB". Las viñetas corrosivas del Labanda, si fue corrosivo en algún momento claro. El ferrocarril para llegar a Barcelona. El gris de Hospitalet, de la zona que ni siquiera quería ser Hospitalet. Y Bellvitge Punk. De Astrud, de las primeras entrevistas para la Radio, del fenómeno fan y del querer hacerlo todo y acabar haciéndolo todo mal o a medias, que no se qué es peor (esa sensación que cuenta Sergi Puyol me la conozco de primera mano y mi madre me la recuerda a menudo también).

Y si me tengo que quedar con algún texto, más allá de los personales de gente a la que admiro, me quedo con el de Pedro Baqués: El Pop de Nunca Jamás. Por eso de la promesa de lo efímero y por definir las claves del pop con conceptos como hedonismo y ironía.

No os cuento más porque quiero que quiero que os lo descarguéis y leáis por vosotros mismos. Los textos son de Francisco Casavella, Daniel Granados, Miqui Puig, Borja Prieto, Antonio Baños, Ramón Oriol, Daniel "Elchicodelaleche" Cantó, Mario Fort, Joan S. Luna, Josep García, Miguel López Blanco, Kiko Amat, Uri Amat, Xavi Sánchez Pons, Enrique "Quique" Ramons, Pedro Burruezo, Borja Rosal Garaizabal, Juan Cervera, Phillip Engel, Martí Sales, Jan Martí Cervera, Marta Salicrú, Sergi Puyol, Miqui Otero, DJ Ragnampiza, Pedro Baqués y Jaime Casas.

1 comentario:

disasther dijo...

Genial el fanzine de "En Barcelona..."
Mancantao :)