sábado, 17 de marzo de 2012

# 286

Es que tú acabas absorbiéndolo todo..., incluso la atmósfera que te envuelve. ¿Recuerdas cuando perdiste la voz? Detestas las situaciones dramáticas, pero eres muy sensible al ambiente que te rodea, lo has sido siempre. Quizás a fuerza de ser así, con la experiencia, te hayas fortalecido.

Banana Yoshimoto, N·P

No hay comentarios: