lunes, 30 de abril de 2012

El brunch (lo que antes era el almuerzo) en Sant Antoni: 3 sitios que molan

Este blog siempre ha sido un poco de todo (soy conciente de ello) y como es bastante variopinto ahora me apetece citar 3 sitios molones en los que hacer el típico almuerzo de toda la vida, o lo que se ha puesto de moda decir como brunch, en el barrio de Sant Antoni. Aquí podéis encontrar la lista en foursquare para que los tengáis situados si os pasáis por el barrio.



Tarannà está situado en Viladomat 23, esquina con Parlament, y se trata de un sitio pequeño pero acogedor llevado por unos vascos bastante simpáticos. A destacar el surtido de aperitivos para hacer el vermut (la ruta de vermuts conllevará un post aparte algún dia), así como tartas, bocadillos, así como ensaladas y tapas diversas. Aquí podéis encontrar la carta con sus productos y la web con el horario. Ojo porque el diseño de la carta es muy muybonito y funcional. 


Es el sitio hipster para hacer el brunch por excelencia. Es ese sitio que algunos de tus amigos conocen desde hace un montón, aunque lleve abierto no hace tanto. La carta es bastante ámplia y hay desde bizochos y cupcakes hasta Edamame (que son estas vainas de soja hervidas que se sirven enteras), vaya  algunas exquisiteces que pagas a precio de oro.
Fotografia de 365barcelona.com 
Tonka
Y por último creo que mi preferido: El Café Restaurante Bar Tonka, situado en la calle Marqués de Campo Sagrado y regentado por unos chicos ultrasimpáticos y amables. El hecho diferencial que tiene el Tonka respecto a los dos otros es el bufet libre que sirven y que está bastante variado, aunque para mi gusto es un pelín caro (12€). Por contra, hay también te puedes pedir platos especiales de Brunch como salchichas, huevos o patatas y te montas los platos a tu gusto.

Brunch time

Bodegón hipster

2 comentarios:

Quique dijo...

Ays, Ändrea, ays. Con lo bien que me caes y lo que me gusta todo lo que dices; y has hablado precisamente de los dos locales que más desprecio de mi barrio (you know, el "Nuevo Brooklyn"). Pase el Federal, pese a lo exagerado de sus precios; pero el Tarannà? De verdad, horrible.

Un día fui y nunca más volví. De verdad, precios infladísimos y un dueño la mar de moderno (vale, llamémosle hipster) que delante de mis narices se atrevió a preguntarle a su compañera dónde estaba el atún (había pedido yo una ensalada de atún , ellos la llaman Niçoise, como muchos). Ante la respuesta de ella —No, no hay—, el tipo me puso la ensalada sin atún , sin decirme nada y cobrándomela como si lo llevara…

Vamos, un ejemplo más de moderneo sin sentido. Vayamos de vermú, por dios, pero no a estos sitios. Comamos en Can Vilaró, vayamos a la bodega D'En Rafel, crucemos al Quimet Quimet y si acaso volvamos a tomar un gin-tonic de Seagram´s (sin frutas, por dios) al Calders, que por 6 euros te lo ponen bien rico.

:( Estoy triste, Ä, triste y contrariado.
Ayssss

q

Andreä dijo...

Jo Quique, ya leí tu comentario en Foursquare pero así contextualizado entiendo que es para no repetir. A ver, de los tres sitios el que más me gustó es el Tonka (va atrévete a ir un día, sólo por probar y si no te gusta te invito al Quimet Quimet) Y sí, voy a hacer (no sé si ahora me va a dar la inspiración o en algún otro momento) un post sobre sitios xulis de vermuts entre Poble Sec y Sants :) Pero no te enfades que fijo que te se te pone mala cara :P