jueves, 15 de noviembre de 2012

#324

Las historias de valientes no siempre terminan bien pero sí son mucho más bellas.