miércoles, 24 de septiembre de 2014

Paisajes de Mallorca


Pollença


De camino a la playa secreta de Alcúdia


La playa de Alcúdia


Pinos en Alcúdia


Perdidas de camino a la playa de Alcúdia

sábado, 20 de septiembre de 2014

Bodas bonitas: Clara y Marc









#375

A large part of the mystery of Arbu's photographs lies in what they suggest about how her subjects felt after consenting to be photographed. Do they see themselves, the viewer wonders, like that? Do they know how grotesque they are? It seems as if they don't.


Susan Sontag, On Photography


lunes, 15 de septiembre de 2014

#374

Arbus took photographs to show something simpler - that there is another world.


Susan Sontag, On Photography


domingo, 7 de septiembre de 2014

#373

Recordar que las personas son terriblemente frágiles es una obligación moral.

Justo Navarro, en el prólogo de El cuaderno rojo


Mallorca para foodies

Este post es una pequeña aproximación de Mallorca para los más foodies. Un recuerdo también de los días pasados en el norte de Mallorca respirando el aire de la Sierra de Tramuntana y babeando por toda la comida que esta parte de isla ofrecía.



Fideuá casera en Inca

Hay algunas cosas importantes para los principiantes en la isla: los mallorquines la fideuá y la paella  la sirven junto con un plato de pimiento verde crudo salpimentado con aceite, sal y pimienta. Un acompañamiento para picar entre bocado y bocado. 




El mítico "variat" en Pollença

El "variat" es una tapa (o suma de tapas) dignas de estudio. Cuenta la leyenda que un foodie no se supo decidir por cual tapa escoger y le comentó al camarero que le pusiera un poco de cada tapa en el mismo plato. A partir de ahí se gestó una tradición popular hecha a base de pelotas con salsa, lomo con champiñones, pica-pica (tapa de sepia con salsa), frit (más adelante explico en qué consiste), callos y justo en lo más arriba de todo el plato un poco de ensaladilla rusa. Sí, ensaladilla rusa con su mayonesa impregnándolo todo. 
El primer "variat" que probé lo pedimos en Idò DO Balear un local en el que puedes comer y también comprar productos baleares como los míticos cocarroi. Esta segunda vez el "variat" lo degusté en pleno corazón de Pollença, en Ca'n Magraner, un bar de toda la vida y la experiencia fue totalmente distinta. Desde mi humilde opinión de principiante la radical diferencia se encuentra en la salsa de tomate y en la combinación de esta con la mayonesa de la ensaladilla rusa. Si estas dos variables están bien preparadas nos plantamos delante de un plato imprescindible de la cocina mallorquina. 



Frit mariner.

Sepia, gambas, mejillones, pimiento, patata, ajos, guindillas y hinojo. Estos son los ingredientes básicos del Frit mariner aunque de "frits" hay de diferentes variadades: matanzas, sangre, variado y hasta de ratas (no, este último no lo llegué a probar...). A tener en cuenta: pica, pica un poco.



Paella a Can Gavella

¿Qué decir de una buena paella marinera a pocos metros de la playa? A veces me da la sensación que sólo por las vistas la paella tiene mejor sabor... En este caso no sólo era una cuestión de buen sabor sino también de cocción del arroz y de ingredientes. Todo excelente. Como hemos comentado antes, junto con la paella también se sirvió un plato de pimiento verde crudo para acompañar el plato.




Gelats Garrido en el Puerto de Alcúdia

Que mejor que un buen helado para pasar el calor. Que mejor que un buen helado que tenga el gusto exacto del sabor del que lleva el nombre. La fresa tiene ese punto ácido de la fresa, uno de los sabores más naturales que he probado nunca. Además el local conserva el encanto de un lugar de mediados de los 80 que apenas ha cambiado.
(Sí, mi cara de felicidad no da lugar a dudas)



Ensaimada y helado de almendra en Can Joan de S'Aigó (Palma)

Más helados y mas naturales aún. El helado de almendra, ametlla en mallorquín, es casi un granizado con trozos de almendra natural, una delicia ultra dulce. Pero en Can Joan de S'Aigó la especialidad no sólo son los helados naturales, las ensaimadas, los cocarois, todo es increíble y con opción de "para llevar". Así que se convierte en una opción imprescindible para desayunar o para merendar.
Además en Mallorca hay la típica tradición de servir el helado en vasos.

Hasta aquí mis peripecias gastronómicas de este verano en Mallorca.